Actualizado hace 3 años (14/02/2013) en Documentales

El Poder del Futuro La Energia de Hidrogeno

El Poder del Futuro – La Energia de Hidrogeno

El hidrógeno es el más simple de los elementos químicos
y el más abundante del universo, en la tierra existe
combinado con otros elementos, como en el agua (H2O).
Es más, muchos de los combustibles que actualmente
utilizamos con fines energéticos, tienen en su
composición al hidrógeno como por ejemplo la bencina,
el gas natural, el propano, el etanol, entre otros.

Son todas estas últimas sustancias, especialmente el gas natural,
las que se emplean mayoritariamente para obtener el gas hidrógeno,
H2, a través de un proceso, en presencia de calor y vapor de agua,
llamado reformado de hidrógeno. También puede emplearse la
corriente eléctrica para separar el hidrógeno del oxígeno en un
proceso conocido como electrólisis. Algunas algas y bacterias
eliminan hidrógeno como subproducto de sus procesos metabólicos.
Pero, qué utilidad tiene el hidrógeno gaseoso? Que la energía
desprendida en la combustión de un motor que funcione a base de
hidrógeno es casi tres veces más alta que la producida por un motor
a bencina, y no produce contaminación, esto debido a que el
subproducto generado es agua, y es esta la razón por la cual la
NASA, emplea el hidrógeno líquido como combustible de sus cohetes
desde la década del setenta.

El dispositivo empleado para combinar el hidrógeno con el oxígeno y
generar electricidad, calor y agua, se conoce como celda de
combustible. La celda de combustible produce corriente directa como
una batería, pero al contrario de una batería, nunca se descarga;
la celda sigue produciendo energía mientras se disponga de
combustible, es decir, se le inyecte más hidrógeno. Existen varias
clases de celdas de combustible, generalmente clasificadas según el
tipo de electrolito que emplean, así: la de Membrana de Intercambio
Protónico (PEM), la de carbonato derretido, las de ácido fosfórico
y las de las de electrolito alcalino (las usadas por NASA).

Las celdas de combustible de carbonato derretido funcionan a
temperaturas muy elevadas y así son más aptas para aplicaciones a
mayor escala, por ejemplo, en plantas eléctricas. Las celdas de
combustible PEM son más apropiadas para la generación de energía a
pequeña escala, como en vehículos, debido a que son compactas y
livianas. Además, las celdas PEM, tienen una eficiencia tres veces
mayor a la que presentan los motores de combustión interna, en los
cuales la mayor parte de la energía se pierde en forma de calor y
fricción.

Pero todas estas plausibles ventajas serán completamente aplicables
a los autos cuando se logre almacenar el gas hidrógeno en tanques
presurizados en forma líquida sin que se pierda su potencial
energético y se superen por tanto a los combustibles fósiles no solo
en aspectos ambientales sino también en su capacidad de
almacenamiento, pues en la actualidad un tanque de auto que
almacene 40 Kg de bencina, debería convertirse en un tanque de un
volumen cuatro veces mayor pero con solo 17 Kg de Hidrógeno gaseoso
almacenados. No obstante, están en desarrollo un nuevo material
capaz de absorber hidrógeno presurizado y refrigerado a razón de
28 litros de H2 por gramo. Acorde con este nuevo desarrollo, un
automóvil debería tener un tanque de almacenamiento mucho menor a
los actuales y con mayor cantidad de combustible. Además, podrían
construirse distribuidoras de H2, tal como existen con la bencina
actualmente.

Respecto a cuan seguro es el hidrógeno como combustible, debemos
decir que, al igual que la bencina, es inflamable, sin embargo, se
dispersa y evapora más rápidamente que ella, lo que minimiza
eventos explosivos, de hecho, se han sometido tanques con
hidrógeno con la válvula de seguridad bloqueada y pequeñas
perforaciones a temperaturas de mas de 800ºC durante un tiempo
mayor a 70 minutos, y si bien algunos se han quemado, ninguno ha
explotado. Por complementar este aspecto, podemos decir que el
hidrógeno no es tóxico en absoluto mientras que la bencina, que es
líquida, y forma charcos (que pueden quemarse fácilmente) y se
infiltra en el suelo, es altamente tóxica, por eso es necesario
descontaminar (a un alto costo) los sitios donde se derrama, para
evitar la contaminación del agua subterránea.

La tecnología, la ciencia y políticas energéticas de los países
más desarrollados, están cada vez más definidas por el uso de las
celdas de combustibles como medios de producción de energía,
basta con mirar a los Estados Unidos, en donde la administración
del Presidente George Bush ha comprometido inversiones de más de
1.7 billones de dólares en investigación y uso del hidrógeno
como combustible.

Enlaces de descarga

1 Comentario

manueHace 3 años

Bajando, espero que sea nuestra próxima fuente de energía ya que nos hemos comido todo el petroleo.
Saludos y gracias boli.